La mayoría de la gente piensa erróneamente que para estar saludable es necesario seguir una dieta estricta y pasar mucho tiempo en el gimnasio. Pero no es así. Puede encontrar la salud a través de algunas reglas simples en su vida diaria. Adquiera el hábito de tomar decisiones saludables cuando se trata de alimentos, descanso, ejercicio y sueño. ¡Cuanto antes empiece, antes se sentirá mejor!

alimentación saludable

Bebe más agua. Un adulto necesita de 2 a 3 litros (unos 8 vasos) de agua al día, y un niño necesita de 1 a 2 litros (unos 5 vasos).[1] Las bebidas como el té y el café están excluidas de este volumen. El agua ayuda a mantener la temperatura corporal y elimina las toxinas.

Consejo: si no le gusta beber agua pura, agregue un poco de limón, lima u otro jugo 100 % natural.

Desayunar. Un desayuno ligero y saludable es la clave para la salud. Con un desayuno que contenga proteínas magras y cereales integrales, no necesitarás picar antes del almuerzo. Los estudios han demostrado que aquellos que no desayunan comen más. Para no comer en exceso durante el día, no te saltes el desayuno.

Come bien. La mitad de la porción debe consistir en verduras y frutas. Agrégueles alimentos bajos en grasa ricos en proteínas, productos lácteos y cereales. Te sentirás mucho mejor después de cambiar a una nueva dieta. Al principio, probablemente extrañarás lo dulce, pero una vez que superes esta adicción, será mucho más fácil.

Comer en el momento adecuado. El momento adecuado para comer es la clave para la salud. Para facilitar la digestión por la noche, cene entre las 5:00 pm y las 8:00 pm; evite los refrigerios tardíos, que lo llenarán de calorías adicionales y pueden interrumpir el sueño. Si necesita un refrigerio nocturno, elija nueces, semillas, frutas o verduras sin sal.

Come menos carne. El vegetarianismo es una buena manera de consumir menos calorías y aumentar la ingesta de minerales y vitaminas. El vegetarianismo tiene un efecto beneficioso sobre la salud del sistema cardiovascular. Intente si no cambia completamente al vegetarianismo, al menos limite el consumo de carne. Elija algunos días a la semana en los que no vaya a comer carne y también reemplace la carne roja con pollo, pavo o pescado.

Limite su consumo de azúcar. Los carbohidratos son una parte importante de la dieta, pero los carbohidratos rápidos no son saludables. Contribuyen a un rápido estallido de energía y luego a una rápida disminución de la misma, lo que provoca una sensación de hambre. Los azúcares rápidos, distintos de los que se encuentran en las frutas, tienen muchas calorías y no contienen nutrientes. Evite los carbohidratos rápidos y el azúcar agregada, pero puede consumir azúcar en cantidades limitadas.

Lea atentamente la etiqueta para elegir el producto más útil. Los alimentos procesados ​​suelen ser una mala elección, pero a veces puedes encontrar buenas opciones. Un paquete de brócoli congelado es mucho mejor que la pizza de al lado. En general, evite los alimentos procesados ​​siempre que sea posible, pero si eso no funciona, lea la etiqueta y busque cuidadosamente la sal, el azúcar y la grasa añadida.

Hable con su médico si necesita tomar suplementos nutricionales. Los suplementos dietéticos pueden ser vitaminas o minerales. La suplementación aumenta la absorción de nutrientes de los alimentos. Puede tomar un multivitamínico todos los días o tomar una monovitamina de la que tenga deficiencia, como calcio, vitamina D o B12.

Pruebe el ayuno parcial para el control de calorías y la resistencia. El ayuno parcial significa no comer durante 12 a 16 horas. Puedes practicarlo todos los días o un par de veces a la semana. El ayuno ayuda a quemar grasa y aumentar la resistencia energética. Esto ayuda a controlar la ingesta de calorías.

Contacto

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

correo: info@whimsicalpreppy.com

la dirección:cl. 7 ## 39 -197, Medellín, Antioquia, Colombia